sábado, 23 de agosto de 2014

Esperando la tormenta

Ayer, mientras en Buenos Aires esperábamos la tormenta que todavía no llegó, decidimos cenar en casa. Y nada mejor para una cena de pseudo verano que un asadito con un buen malbec mendocino.